Delito Tributario. Querellante.

En el fallo de la CNac. A.  PenalEcon., Sala B, Incidente de apelación en causa Nº 57.335, 14/7/2008 se limita la facultad de querellar en el marco de la legislación penal tributaria, pura y exclusivamente, al Fisco dejando de lado eventuales particulares ofendidos del delito, que invocan un legítimo carácter de particular ofendido en el injusto de referencia. En la causa de marras se trataba del la manipulación ilegítima de una clave informática y el consecuente perjuicio económico que ello causó al contribuyente, ya que la AFIP le reclamó las rectificativas cometidas por el fraude citado.

Buenos Aires, 14 de julio de 2008.

VISTOS:

El recurso de apelación interpuesto a fs. 98/100 de los autos principales (conf. fs. 14/16 de este incidente) por Mónica Andrea GRAMBLICKA contra la resolución de fs. 74/75 de los autos principales (confr. fs. 12/13 de este incidente), por la cual el tribunal de la instancia anterior no hizo lugar a la solicitud de la nombrada de ser tenida por parte querellante en la causa principal.

El memorial de fs. 28/33, por el cual Mónica Andrea GRAMBLICKA informó en los términos previstos por el art. 454 del C.P.P.N.

Y CONSIDERANDO:

1º) Que, según ha establecido este Tribunal en numerosas oportunidades, “… mediante el delito fiscal se lesiona la hacienda pública; por lo tanto, parte del bien jurídico que pudo haber resultado afectado en las presentes actuaciones sería el patrimonio del erario público. Aquél no se protege en virtud de un interés patrimonial individual, sino en consideración a intereses patrimoniales supraindividuales, para cuya tutela se ha tipificado los delitos contra el orden económico o la economía nacional …” (conf. Reg. Nº 134/07 de esta Sala “B”).

2º) Que, si se tiene en cuenta que, en principio, la legitimidad para ser tenido como parte querellante que surge de la lesión de un bien jurídico protegido por la ley, como regla general, corresponde al titular del derecho violado, es decir, al particular ofendido por el delito, debe concluirse que en el caso de la Ley Penal Tributaria, como regla general, el damnificado por aquel delito sólo podría ser el Fisco Nacional (A.F.I.P.-D.G.I.) (confr., en sentido similar, Regs. Nos. 263/96, 737/00, 38/04 y 134/07, de esta Sala “B”), sin que se adviertan, en este caso en particular, elementos que permitan apartarse de aquella regla general.

Por ello, SE RESUELVE:

I. CONFIRMAR la resolución apelada.

II. CON COSTAS (arts. 530, 531 y ccs. del C.P.P.N.).

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Carlos Alberto Pizzatelli, Marcos Arnoldo Gravicker, Roberto Enrique Hornos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: