Causa “Equipos y Servicios Urbain SA s/evasión tributaria simple”.

La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Penal Económico, Sala A, el 21/11/2007 estableció que la sociedad Equipos y Servicios Urbain S.A. habría llevado a cabo las maniobras tendientes a obstaculizar la percepción de tributos, realizados en nombre del presidente del directorio, y, por ende, el único representante legal de la sociedad anónima. En carácter de coimputados, el director suplente alegó no tener intervención y la contadora, de acuerdo a sus tareas, se limitó a certificar determinados estados contables.

La resolución apelada se funda en que los imputados habrían intervenido en hechos de evasión tributaria mediante declaraciones engañosas en el cómputo de créditos fiscales que disminuían indebidamente el impuesto al valor agregado, y en las deducciones indebidamente efectuadas en el impuesto a las ganancias.

Se procedió a apelar la resolución del tribunal a quo (Juzgado en lo Penal Tributario N° 1) donde declara el procesamiento y el embargo sobre de los bienes del director, del director suplente y la contadora de una sociedad anónima.
Por su parte la Cámara estableció que las tareas de fiscalización y auditoría se refieren a la administración de una sociedad y al interés de los accionistas, no se dervia de ellas un deber de preservar los intereses del Fisco que genere responsabilidad por una omisión impropia.   

El texto del fallo establece:

La ley penal tributaria establece que en los hechos cometidos en beneficio de una persona de existencia ideal son responsables quienes hubieran intervenido en el hecho, lo que no puede ocurrir con la sola comprobación de la calidad de director suplente o de encargado de tareas de auditoría (cfr. reg. 68/1996, “Sudatlántica s/ley 23771”; reg. 492/1995, Sala A).

Del voto del doctor Juan C. Bonzón

“… Considero conveniente destacar que respecto a la coimputada C., el juez ‘a quo’ no ha insinuado siquiera ninguna conducta ardidosa concreta que hubiera tenido que ver con los hechos de evasión denunciados. Sólo se ha limitado a señalar que la nombrada, al no ajustar su actuación a las normas que profesionalmente le eran imperativas, tuvo una representación de la posible realización típica y, no obstante ello, habría prestado un aporte mediante la certificación del estado contable de la sociedad anónima Equipos y Servicios Urbain.

“Que esa atribución de responsabilidad no puede prosperar. Tanto en la ley penal tributaria, como en general en toda ley penal, el castigo depende del comportamiento concreto y no de una determinada calidad funcional.

“Que las tareas de fiscalización y auditoría se refieren a la administración de una sociedad y al interés de los accionistas, pero no se deriva de ellas un deber de preservar los intereses del Fisco que genere responsabilidad por una omisión impropia.

“Que la invocación de la supuesta actuación displicente de la imputada C. y de la consiguiente infracción al deber de cuidado que le incumbía por su calidad de auditora no es suficiente para dar cuenta de su participación concreta en el desarrollo de la conducta prohibida”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: